jueves, 26 de diciembre de 2013

Las apariencias del pintor

Aquel pintor tan pobre y barbilampiño no sólo llevaba pintado un fino bigote sobre su labio superior; también sus calcetines, que higiénicamente cambiaba cada día de color, eran pintados. Y la mujer con la que dormía estaba pintada sobre la sábana.

Ángel Guache




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...