sábado, 23 de noviembre de 2013

Sonrisas en el ocaso

Todas las tardes pasa un autobús blanco con los niños huérfanos que recogió de la escuela. Me dan tristeza su orfandad y mis brazos vacíos. Algunas veces hacen travesuras. Su capacidad de sobrevivencia es admirable. Siempre que me ven, sonríen. Mientras el autobús se aleja voltean por las ventanillas y sus caritas risueñas alegran por un instante mi ocaso.

Laura Pini



Viaje a la infancia

Ese domingo despertó con mucho sueño todavía. Abrió la ventana que se hallaba exactamente encima de su cabeza. Observó que la mañana era bella, el aire que se había colado por la ventana le hizo esbozar una sonrisa y, aspirando profundamente, ensanchó su velludo y poderoso tórax guardando así el aire fresco de la aurora boreal unos momentos, después con un ¡aaahhh! expulsó el aire de sus pulmones. Estiró la mano y alcanzó la grabadora, prendió el radio deslizando un oscuro botón; Radio Educación/Cuentos para niños, un programa de Rocío Sáinz.

Sin darse cuenta se sumergió profundamente en las canciones infantiles de América latina a la par que algunos recuerdos de su infancia se disparaban vertiginosamente en su mente gris.

Sintió melancolía por los tiempos idos hacía veinte años por lo menos, sus ojos se tornaron vidriosos y un nudo hizo acto de presencia en su garganta. ¿Qué me pasa? alcanzó a pensar antes de soltarse a llorar y patalear como un niño. La puerta de su cuarto se abrió y entró mamá un tanto alarmada a cambiarle de pañal.

José Luis P. Barboza 
fuente: http://minisdelcuento.wordpress.com/


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...