viernes, 21 de junio de 2013

Viudez

Al amanecer del domingo las gallinas cacaraquearon escandalizadas e interminablemente.

La gente dijo que era porque habían visto la Muerte. Ese día, al almuerzo, comimos “Gallo al Vino”. 

Arturo Medrano

fuente: http://minisdelcuento.wordpress.com/



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...