martes, 29 de octubre de 2013

Origen

Zeus, que lanza rayos por medio de las manos de Vulcano, se percató que había dado destino a todos los mortales, menos al soberbio Edipo.
 —¿Y qué querrías tú?, dijo el diós queriendo rectificar, por concesión, su olvido.
 —¿Yo? ¡Pura madre! —¡Concedido!

José Jesús Fonseca 
fuente: http://minisdelcuento.wordpress.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...