viernes, 16 de agosto de 2013

Regreso

—Me da gusto verte —dijo sin mirarla. He soñado tanto en este momento, que ya nada tengo qué decir.  —Momento soñado.
 —Soy un poco como aquel guerrillero terrorista de Andreiev, ¿recuerdas?
 —¿Y yo una… también un poco?
 —Nunca comprendiste del todo mi lucha.
 —¿Desertaste?
 —No me dieron tiempo.
 —Y… ¿tu amor?
 —Debo haberlo perdido por ahí, ¿te hace falta?
 —Ya no.

 Con un convulso, torpe abrazo, los ojos acuosos y en silencio, reanudaron el idilio después de seis lustros de no verse.

F. Manrique 
fuente: http://minisdelcuento.wordpress.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...