viernes, 26 de julio de 2013

Los remeros

Cuando desperté estaba dentro del tubo. Al primer movimiento sentí en mi cuerpo la opresión de las amarras que me sujetaban al asiento. No estaba solo, éramos tal vez cien los que ocupábamos un lugar, en los dos grupos que se formaban a cada lado del estrecho pasillo donde caminaban los uniformados. 

En mis compañeros había una resignación de galeotes, prisioneros en extraño navío. En la inmovilidad y la impotencia, mi mente exploraba las posibilidades de una fuga.

Una voz, sin entonación dijo: “En breve aterrizaremos en el aeropuerto de la ciudad de Chihuahua…”

Constanza Hernández Cedillo 
fuente: http://minisdelcuento.wordpress.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...