lunes, 8 de julio de 2013

El espejo del alma

No nos habíamos visto nunca, en ningún sitio, en ninguna ocasión, pero se parecía tanto a un vecino mío que me saludó cordialmente: el también se había confundido.

Pere Calders


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...