jueves, 2 de mayo de 2013

100

Mientras Aladino duerme, su mujer frota dulcemente su lámpara maravillosa. En esas condiciones, ¿qué genio podría resistirse?

 Ana Maria Shua


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...